Ángela Gurría

Ángela Gurría es una de las escultoras más relevantes para la escena artística en México y la cultura universal, desde mediados de siglo XX hasta nuestros días. Su obra se define por una reflexión del material hacia su conceptualización (piedra, cantera, ónix, mármol blanco o negro, hierro, bronce, aluminio, madera, barro, vidrio, entre otros) sin llegar completamente a la abstracción. Esto la convierte en una figura clave para el tránsito de la escultura moderna hacia la contemporánea.

 

Primero interesada en la literatura, Ángela Gurría ingresó a la Facultad de Filosofía y Letras en 1946. El descubrimiento del ritmo musical de los canteros trabajando la piedra le llevan a practicar la escultura de forma autodidacta, estimulada por maestros como Justino Fernández. Posteriormente fue alumna del reconocido introductor del abstraccionismo en nuestro país, Germán Cueto, en la Universidad de las Américas desde 1951. Completó su formación en la fundición de Abraham González y el taller de forja del maestro Montiel Blancas durante los años 50.

Desde su primera exposición en la Galería Diana (1959) la crítica fue favorable hacia su obra. Obtuvo especial reconocimiento con esculturas como Espiral en la Exposición de Escultura Mexicana Contemporánea en 1960, Paloma y David en la I y II Bienal de Escultura Mexicana de 1962 y 1964. Ganó el primer premio de Escultura Integrada a la Arquitectura en 1967 con La familia obrera, dentro de la III Bienal de Escultura. Experiencia que la introdujo a la escultura de gran formato y la llevó a convertirse en representante mexicana con su obra Señal (1968) para la Ruta de la Amistad en las Olimpiadas de México. Entre sus principales obras se encuentran Juguetes populares en Toluca (1971-1973), México, monumento al mestizaje en Tijuana (1973-1974), Monumento al trabajador del drenaje profundo en Tenayuca, Estado de México (1974-1975), Homenaje a la Ceiba en la Ciudad de México (1976-1977), Vitrales escultóricos para el Nuevo Santuario de Guadalupe en Monterrey (1978-1981), El corazón mágico del Cutzamala en el Estado de México (1985) y Tzompantli en el Centro Nacional de las Artes (1993).

 

Fue maestra de escultura en la Universidad Iberoamericana y la Universidad de las Américas durante los años 60. Miembro de la Academia de Artes desde 1973. Es nombrada Creador Emérito del Sistema Nacional de Creadores de Arte en 1999. Y obtuvo el Premio Nacional de Ciencias y Artes en 2013.

 

English VersionObra

Caracol

2_4, acero, 2018, diámetro 40 cm. cm.

Caracol

P_A, Litografía, 2018, 55 X 65 cm.

Ceiba con pájaros

Hierro con nitrato de plata al fuego, 2019, 59 X 54 X 5 cm.

Géminis

Hierro con nitrato de plata al fuego, 2019, 50 X 52 X 5 cm.

Leo

 Hierro con nitrato de plata al fuego, 2019, 52.5 X 60 X 5 cm.

Pez

Hierro con nitrato de plata al fuego, 2019, 50 X 42 X 5 cm.

Sirena de frente

Hierro, 2012, 190 X 195 x 40 cm.

Contacto

Av. Club de Golf Lomas Oeste 128.
Fracc. Lomas Country Club.
Huixquilucan, Estado de México.